19/12/15

Calentadores con trenzas en crochet.

Calentadores crochet

  • Mi madre me enseño primero a hacer punto y luego ganchillo, esto sucedería teniendo yo unos 8 o 9 añitos y seré sincera, odiaba el ganchillo, me quedaba agarrotada siendo capaz únicamente de hacer una cadeneta gigante, al punto bajo no pasaba porque no sabía ni por donde tenia que meter la aguja. 



  • Pero pasaron los años y ahora es el punto lo que tengo atragantado y eso que me encanta el resultado.


  • Una de las cosas que mas me gustan son los jersey de ochos, o cadenas, grandes y solemnes o pequeñas entremezcladas. 

  • Y aquí estoy yo, suspirando por esos preciosos ochos tejidos en agujas, cuando descubro que también los puedo realizar a ganchillo. Oh Dios mio! como toda adicta que se precie, voy rauda y veloz al alijo adquirido en la feria, y sacrifico un ovillo destinado a unos calcetines que iba a hacer a punto con el kit de agujas que había adquirido para el mismo fin, y me pongo a hacerme estos calentadores para hacer mas llevaderas las largas tardes brillando copas en el pasillo del frío polar en mi trabajo.


  • Yo sé que el ovillo era para intentarlo con el punto pero..... No pude evitarlo, el espíritu de los ochos a ganchillo se apoderó de mi de tal manera que el síndrome del segundo calcetín pasó de largo y me hice los calentadores del tirón.


  • Que chulos, me encantan!!! Para seguir en mi línea no seguí patrón, bueno me orienté con los patrones de punto y fui lo suficientemente prudente como para apuntar lo que estaba tejiendo en cada vuelta para que el otro saliera igual.

  • La técnica no tiene mucho misterio, una vez que lo sabes resulta obvio pero no se me había ocurrido, consiste en resaltar los puntos que conforman el ocho con puntos altos tejidos por delante y los que están inmediatamente al lado por detrás y el resto normal.


  • Contar los puntos que van a conformar el motivo ayuda a no perderse, y si te lo pintas de antemano es la pera, pero como a mi me puede el ansia pues me lanzo a lo loco y... 


A veces sale bien y otras no tanto. En este caso en el primero me toco deshacer alguna que otra vuelta, o medio calentador, por que perdí dos puntos en el trayecto, pero en el segundo ya estaba el truco cogido.

Para mí esta labor es de esas que mejor hacer del tirón, porque requiere atención, si la dejas, cuando la retomas tienes que encontrarte. Y para no equivocarse saber cuando el ocho esta en movimiento, cuales y cuantos son los puntos que intervienen en el cruce.


  • Los puntos altos en relieve queremos que queden en esta dirección //, pues estos dos puntos serán los primeros que tenemos por delante, y ahora los puntos que se han quedado sin hacer de la vuelta anterior ( es decir, donde estamos enganchando) los hacemos por detrás de los que acabamos de tejer, primero el que estaba primero y luego el que queda entre medias. Ojo!!! Que se esconde y cuesta.


  • Los puntos altos en relieve queremos que queden  en esta dirección \\. En este caso tenemos primero los puntos altos normales y después, por encima de estos los puntos altos en relieve. Pero yo había dicho, que los puntos que están junto a los que están en relieve eran por detrás, pues si, pero en el cruce no se nota y lo tapa. Y es mas fácil. Es verdad que cuando la cadena va recta pues el que esos puntos estén tejidos por detrás la realza.

    Trenzado crochet
Con lo que me queda de ovillo he hecho un cuello en telar la mar de majo, para ir conjuntada y divina. Como es lo primero que hago en telar circular pues es muy sencillo, en punto cruzado invertido.

Espero que os haya gustado, si es así, dale a me gusta que me hace ilusión.